Por Santiago Boton

vía Somos el Medio

Frenan ambición del concejo municipal de Ixcán

La intentona de una parte del concejo municipal de Ixcán, Quiché, que se había recetado un aumento salarial de 35 mil 800 quetzales para el alcalde municipal Raúl Gutiérrez Ardón y 10 mil 800 quetzales para los miembros del concejo por dietas mensuales y gastos de representación, fue truncado por la lucha del pueblo.

Representantes de sectores sociales y autoridades comunitarias llegaron hasta al despacho del alcalde municipal para exigir que se derogue el punto de acta No.070-2016 que autorizaba el referido aumento.

Inicialmente algunos integrantes del concejo y el mismo alcalde municipal, se resistían a la exigencia ciudadana y proponían una negociación. Esto incomodó a una muchedumbre que esperaba impacientemente en las afueras del edificio municipal.

Esta concurrencia que había llegado de diversas partes arreció su abucheo y sus consignas de “Un pueblo unido, jamás será vencido”, “mucho tiempo”… “Que deroguen”. Finalmente el Concejo se vio obligado a derogar por unanimidad el referido punto de acta.

El aumento salarial, dietas y gastos de representación fue aprobado por seis miembros del concejo municipal; el jefe edil Raúl Gutiérrez Ardón, los síndicos Miguel Recinos y Diego Méndez, los concejales Benjamín Yohol, Arturo López y Antonio Elías Calel.

Mientras que los concejales Oscar Fernando Hércules Sierra, Caralampio Camposeco Silvestre y Marcos Mateo Pedro Lorenzo votaron en contra del aumento.

La concejal Blanca Pérez Calmo, por su parte, justificó su neutralidad, aduciendo que no había asistido en aquella reunión del concejo cuando se aprobó dicho acuerdo.

VIDEO: Un fragmento del ambiente que se vivió en las afueras después de la derogación.