El 5 de noviembre de 2016, organizado por el Laboratorio Popular de Medios Libres (LPML) del Chanti Ollin, se realizó un conversatorio en el que participantes de diveros medios libres compartimos nuestras experiencias y perspectivas.
En este evento presentamos CoAA TV, el naciente canal de televisión por internet que hemos estado construyendo desde inicios del presente año en el Rancho Electrónico (RE), y al que se ha sumado en los últimos meses el LPML.
A partir de las reflexiones que se realizaron en el encuentro, sentí la necesidad de pensar algunos de los aspectos que allí se plantearon en relación con el proceso de construcción de CoAA TV, los cuales señalo a continuación con la intención de generar un modesto registro de nuestro proceso y agregar argumentos a la discusión sobre los medios libres, autónomos, alternativos o como se llamen.

Origen tecnopolítico.
El proyecto de CoAA TV tiene como espacio de partida un hacker space autogestivo (RE), en el que, desde hace tres años, se han desarrollado talleres, encuentros, pláticas y jornadas relacionadas con la producción audiovisual con software libre, la distribución de contenidos con licencias abiertas, la autodefensa digital para comunicadores y la autogestión de infraestructuras sociales e informáticas para la comunicación alternativa.
Muchos de nosotros no somos participantes directos en el movimiento de los medios libres (si es que se puede hablar de un movimiento), pero durante nuestra participación en el RE hemos adquirido en colectivo diversos saberes que hoy ponemos en práctica de forma intensa para la construcción de CoAA TV.
Por tanto, una de las características de nuestro proyecto es que no comenzamos con la intención de difundir un discurso concreto (como la voz de un movimiento, organización o experiencia de lucha). Mas bien buscamos construir un medio de distribución de contenidos audiovisuales radicalmente alternativo, en cuanto a su tecnología, a los medios de paga, pero también diferente al que operan algunos medios libres.
Si bien compartimos la orientación editorial de los medios libres, una singularidad de CoAA TV se localiza en el cómo hemos generado nuestra tecnología, entendida como el proceso social de operación de todo tipo de herramientas para hacer labores específicas. Proceso en el que se requieren y generan habilidades, se requieren y generan saberes, e incluso se intercambian afectos.
Son diversos los aspectos tecnológicos del proceso de CoAA TV que podrían revisarse, sin embargo para no hacer tediosa esta entrada, solo mecionaré el referente al modo general de organización del proyecto.

Sin facebook y en horizontal organizado.
La idea del canal se conversó cara a cara por múltiples personas en el RE, se platicó en diversas asambleas del RE, y después saltó a un par de listas de correo electrónico a partir de las cuales se realizaron algunas reuniones y se decidió organizar; un taller de transmisión de video con software libre(continuación de varios talleres que ya se habían realizazo); y un taller de realización de contenidos de televisión por internet con software libre “Post-TV”.
Ninguna invitación para estas actividades públicas se realizó desde Facebook, en la cuenta de Twitter del RE se dió eco de los talleres, pero el principal medio que usamos para la organización y la difusión de las actividades fueron las listas de correo soportadas por el servidor autónomo Espora y las redes libres GNUSocial y Diaspora.
Una vez concluidos los talleres, hemos realizado diversas reuniones periódicas en las que utilizamos; un procesador de textos web colaborativo (pad) gestionado por el colectivo Riseup; el servidor de Espora para usar el software libre de salas de chat de voz Mumble, con lo cual participamos de manera remota; el servicio para compartir archivos de manera anónima share de Riseup; y hemos comenzado a documentar diversos aspectos del proyecto en Crabgrass de Riseup.
El modo de trabajo lo heredamos del RE, no únicamente en lo relativo a las herramientas antes señaladas, sino también en las formas de construir consensos durante las reuniones, el respeto de la opinión delx otrx, el posicionar el hacer por encima del opinar, la documentación de los procesos, e incluso aspectos más específicos como la utilización de netiqueta en las conversaciones de la lista de correos. En otras palabras, en el RE, no exentos de tropiezos, hemos aprendidos a trabajar en horizontal pero organizados.
Este modo tecnopolítico de organización es resultado de un proceso largo de intercambio de saberes, pero también es resultado de la articulación de relaciones y la generación de confianzas. Esto se puede identificar a paritr de un conjunto de modos de hacer y reglas no escritas que todos compartimos y que permiten que las tareas se lleven a cabo de manera descentralizada y de forma mas o menos fluida.
Pero también somos autocríticos en el aspecto de que este modo de organización, en un primer momento, no es muy abierto para personas que no poseen los saberes antes mencionados. En este sentido, tanto desde el RE como en CoAA TV, no podemos dejar de lado el reto que implica dar apertura a los espacios sin debilitar la red de confianza.

Bueno, en esas andamos; descentralizados, con software libre, sin facebook, sin gloogle, sin twitter… pero con mucho goce y disfrute colectivo.