Wirikuta posee un ecosistema único en el mundo. Forma parte de una porción del desierto chihuahuense en donde se concentra la mayor biodiversidad y riqueza de cactáceas por metro cuadrado del planeta. Es mucho más que un desierto: es un jardín. A pesar de los recientes triunfos que ha obtenido el pueblo Wirárika en la defensa de sus sitios sagrados, en la SIERRA DE CATORCE aun persisten otros proyectos mineros que amenazan el sustento de las comunidades que realmente habitan estos territorios. Sus argumentos y alegatos por defender sus tierras quedan registrados en este trabajo de los medios libres de México. CreativeCommons CC BY-NC-SA